Diferencias entre Laser Tag y Paintball

El laser tag y el paintball son actividades similares es su funcionamiento y pueden llevarse a cabo en la misma superficie de juego, en el caso del laser tag outdoor y el paintball. Pero a pesar de parecer juegos muy parecidos, también presentan destacadas diferencias.

Seguridad

La principal diferencia que encontramos entre ambos es la seguridad. En el paintball el lanzamiento de bolas de pintura con pistolas de aire comprimido pueden provocar dolor e incluso moretones en los participantes.

Mientras que el laser tag es totalmente indoloro, ya que los rayos infrarrojos no producen ningún tipo de daño, siendo un deporte más seguro que el paintball.

Espacio de juego

El laser tag puede jugarse tanto espacios cerrados como en espacios abiertos mientras que el paintball se lleva a cabo principalmente en escenarios abiertos.

Para jugar al paintball se necesita un espacio indicado para ello, para evitar cualquier tipo de accidente que pueda provocar a otras personas ajenas al juego o al entorno. Este área debe estar restringida y preparada exclusivamente para jugar al paintball.

Por su parte, el laser tag, aunque también cuenta con lugares específicos para su práctica, si tienes el equipo para jugar, podrás llevarlo a cabo en cualquier lugar. Puedes incluso, diseñar tus propios campos de juego si dispones de espacio para ello, ya que no puedes dañar a nadie durante su práctica.

Edad de los participantes

La edad permitida para jugar al paintball está restringida a jóvenes y adultos, debido a los motivos de seguridad anteriormente mencionados. Los daños que pueden provocar las bolas de pintura son peligrosos tanto para personas mayores como para niños.

Por su parte el laser tag, permite la participación de cualquier persona. Al no existir ningún tipo de riesgo durante su práctica, lo hace ideal tanto para niños como para adultos.

Coste del equipamiento

El equipamiento necesario para jugar al paintball es más completo y costoso. Necesitarás casco, máscara, pistola de pintura y bolas de pintura; también necesitarás ropa preparada para mancharse y recibir los impactos de las bolas.

En el caso del laser tag, únicamente necesitarás la pistola y el chaleco de laser tag. El resto de tu vestimenta no sufrirá ningún tipo de deterioro, ni se manchará con las bolas de pintura.

El coste medio de una partida de laser tag suele variar entre 10 y 20€. Las partidas de paintball rondan los 25-35€. Además en una partida de laser tag pagarás por el tiempo de juego Ãºnicamente, mientras que en una partida de paintball además del tiempo, si se te acaban las bolas de pintura, habitualmente deberás pagar un extra por recargar.

Puntuación

Aunque ambos juegos comparten el mismo objetivo, las puntuaciones en el laser tag se suman automáticamente de forma electrónica, algo que no es posible de hacer en el paintball.

Esto evita comportamientos antideportivos o cualquier tipo de trampa que algún quiera realizar durante el juego. En el laser tag siempre ganará el equipo que se lo merezca.

Actitud en el juego

Se observa habitualmente que en el paintball los jugadores tienden a ser más agresivos que en el laser tag. La posibilidad de infligir daño al adversario, puede atraer a personas más agresivas o con malas intenciones, de hecho, algunas personas disfrutan con ello.

Es por eso que el laser tag, al no existir posibilidad de dañar a tu oponente, suele existir una mayor deportividad entre los participantes que solo buscan diversión.

A pesar de esto, la mayoría de los jugadores de ambos deportes suelen tener una actitud deportiva y competitiva acorde a las reglas del juego.